Por. Leticia Valeria Arroyo Martínez

Las citas y las relaciones de pareja solo las tenemos a un click de distancia, es cierto que antes de la pandemia conocíamos las apps para ligar que nos permitían conocer a personas de otras partes del mundo. Ahora con el covid – 19, no solo se trata de ligar, un like, o match, sino de pertenecer, cercanía y un subidón de autoestima.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha advertido de los riesgos psicológicos por el déficit de cercanía, ocasionado por el confinamiento. Sin embargo, textear, hablar por teléfono y las videollamadas pueden ser capaces de suplir las ausencias y las apps y redes sociales mejoran cada segundo para dar esta cercanía.

Llamaremos a una entrevistada de 46 años Patricia ( no tiene pareja y quien por razones de seguridad no quiere que expongamos su verdadero nombre ), le preguntamos a Patricia si ha recurrido a una o varias apps de ligue en este aislamiento, responde que sí y su intención no es buscar sexo, una cita después del confinamiento o sexting, sino tener una plática con un hombre con quien conecte emocionalmente y la haga sentir viva,  “Un match en tinder basta para sentir alegría, lo mejor es que es un match instantáneo, porque en el confinamiento hay muchos hombres en Tinder y están conectados”.

Sara Laguna Bonilla, quién es psicóloga cognitiva – conductual y autora en Hablemos de Neurociencia, expone “con la revolución tecnológica lo tenemos todo literalmente en la palma de nuestra mano y si no es así aparecen emociones como tristeza, ira, ansiedad.

Por su parte Romina de 17 años, quien tiene una relación a distancia desde hace tiempo, confiesa que su relación no ha cambiado, habla con su novio, y siente bonito cuando lo escucha o lo ve por una videollamada “aunque extraño estar con él, se trata solo de confiar y tener paciencia, tenemos una rutina donde nos hablamos por la noche y en el día hacemos nuestra vida normal”.

¿Las percepciones que se le atribuyen a las experiencias de nuestra vida, tienen un impacto que es lo que ocasiona la diferencia de pensar, sentir y hacer entre Patricia y Romina? ¿Acaso el confinamiento está dejando ver las carencias y estados emocionales de cada persona? ¿Es vital después del confinamiento cultivar relaciones de contacto físico y emocional?

Por otra parte, Joaquín, un científico de 27 años relata que lo han buscado por Facebook para encuentros sexuales, pero no le es posible en este confinamiento por cuestiones de no contagiarse y seguridad, al mismo tiempo argumentó que por las noches donde tiene insomnio busca platicar con alguna mujer, para dormir sin ansiedad y relajado. Dentro de la entrevista dijo que le llama la atención, que se dio cuenta que no conoce a sus vecinos, y surgió la pregunta ¿has ido a buscarlos para presentarte y conocerlos? Responde que no, no esta interesado en hacerlo y aparte no tiene la confianza para hacerlo.

Sin dudas son señales inequívocas de que algo pasa. La falta de confianza, empatía, contacto físico, solidaridad, son confinamientos que habían empezado mucho antes del ocasionado por covid – 19.

Un like, un match, no tocar la puerta para conocer vecinos, son señales suficientes para darnos cuenta de que tenemos la tendencia al confinamiento emocional y lo sustituimos con circunstancias momentáneas que aportan un placer instantáneo, pero no nutren ni llenan el alma.

¿Cómo lo vamos a resolver? 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .