Por: Evelina García Malpica, Directora de Youth México

Bien sabemos actualmente existe una gran incertidumbre y estoy viendo muchos jóvenes como tú necesitados de respuestas en estos momentos, tal como todo el mundo es estos tiempos. ¿Y ahora qué?, ¿Entonces qué sigue?, ¿Cómo le hago?, ¿Para dónde jalo?, ¿Por dónde empiezo de nuevo? Estamos en modo reactivo, apagando bomberazos, adaptándonos sobre la marcha, con miedo, estrés y el duelo frente a las pérdidas que no ha traído tanto cambio.

Este estado alterado del Ser no es el más adecuado para tomar decisiones mucho menos para emprender acciones. Por eso antes que nada necesitas parar. Dirás que de todas formas estás atado de manos por el confinamiento obligado, pero no me refiero al freno abrupto a tu rutina por las circunstancias, me refiero a que te pauses a ti mismo y te escuches. ¿Por qué es esto importante? Porque sin este respiro no podrás planear absolutamente nada aunque sea a corto plazo.

Te hablo desde la experiencia, lo último que he aprendido de abril a la fecha. Mi primera reacción fue luchar y tratar de mantener el ritmo que traía antes de la pandemia, solo para constatar con el paso de las semanas como resultaba imposible a pesar de mis ganas, tuve que empezar a renunciar a planes y poner otros en stand by. Lo hice con dolor y enojo, pero paulatinamente fui ansiando relajarme para reagruparme y sigo en ese proceso.

Me dedico a ayudar a jóvenes con sus planes de carrera, pero al menos por ahora no puede ser a largo plazo como suelo organizarlo con mi metodología y consulta juvenil. Y caí en cuenta que actualmente no puedo no solo operar como quisiera, sino que tampoco brindar soluciones de la misma manera. Si realmente quiero ayudarte hoy, necesito proveerte una “sana distancia” de todo lo que ocurre, porque ese espacio es el que te dará perspectiva aunque sea a corto plazo.

Ahora estamos en medio de la tormenta, en pleno ojo del huracán. No hay visibilidad, imposible ver que hay más allá, pero creo si puedo ayudarte a pasar de modo reactivo a proactivo, de víctima a dueño de tu vida y a planear tu siguiente paso inmediato. Y quiero hacerlo con 3 tips muy concretos, para que puedas moverte en la incertidumbre en lo que este panorama amaina.

Uno.- Evalúa tus circunstancias inmediatas, ¿Qué está pasando hoy en tu vida?, es decir, ¿La pandemia, la crisis económica, etc. como te está impactando a ti directamente?¿Cómo estas reaccionando?¿Qué estas sintiendo?¿Cuál es tu perspectiva para el siguiente mes, tres meses, seis meses máximo? La idea es que te des cuenta cómo te estas relacionando con lo que circunda y que hagas un recuento de tus recursos actuales, no dudo que hayas perdido mucho, pero te aseguro cuentas con otras cosas.

Dos.- Actualmente hay mucho ruido, todos opinan, todos quieren respuestas. Cuidado con los falsos gurús, no digo que no te informes ni que no escuches opiniones ajenas, pero hoy más que nunca es sumamente importante te centres en ti mismo y escuches tu propia opinión, créeme, tienes una, así que préstate atención y hazte caso.

Una vez con la atención centrada en ti mismo respóndete lo siguiente, ¿Y yo que quiero?¿A mí que me conviene en mi caso específico?¿Yo que sé al respecto de tal o cual situación? Después de todo no hay mejor experto en tu vida que tú mismo.  Esto es para que clarifiques tus necesidades y en especial tus prioridades, recuerda que estás planeando a corto plazo y necesitas ser inteligente y asertivo con tus recursos y movimientos. Cuestiona todo (incluso este artículo) y llega a tus propias respuestas.

Tres.- Ahora sí, haz un plan y ponlo en acción. Respecto a lo que tú quieres, te conviene y necesitas ¿Qué puedes hacer?¿Cómo puedes hacerlo?¿Cuáles son esos pasos inmediatos, a un mes, tres meses y seis meses máximo? No se te olvide priorizar tus acciones, ponles fecha y ve avanzando poco a poco. ¡Listo! Ya te estás moviendo en la incertidumbre. Confía en tus decisiones e instinto y repite estos tres pasos las veces que consideres necesarias.

Por último quiero aconsejarte te mantengas flexible y con la mente abierta a las oportunidades que puedan surgir en medio de estos cambios, pero necesitas una dosis fuerte de confianza y estar dispuesto a asumir riesgos. Y te hablo también desde la experiencia en los últimos dos meses, si bien se me cayeron algunos planes, también me llegaron nuevas propuestas.

Siendo honesta me están sacando de mi zona de confort, son proyectos nuevos para mí pero decidí darme una oportunidad con ellos, estoy aprendiendo mientras te escribo estas palabras, muchas cosas aún no las tengo resueltas pero irán saliendo adelante, lo importante es que me atreví a moverme en la incertidumbre, te deseo lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .