Por Mario Alberto Hernández | Performance Coach & Business Developer

¿Siente que entra en pánico en estos días con estas circunstancias? ¿Cree que no hay salida y que los demás deben cambiar? ¿Nota que la gente no hace lo que debería? ¿Ha analizado cuántas cosas verdaderamente tiene el control?

Al final de una conferencia on line, la semana pasada; una chica que estaba conectada me dijo: “Es muy complicado mantenerse ecuánime en este momento no crees? Como que hay más razones para deprimirse que para mantenerse bien” platicamos un rato y la ayudé a cambiar de marco, porque en definitiva ese estado era poco creativo.

Ciertamente tenemos mucha información, demasiadas actitudes poco halagüeñas y muchas malas noticias; sin embargo ¡controle lo que pueda controlar!

No todo lo que nos afecta está en nuestro control y diferenciar lo que sí está en nuestra mano nos permite elegir las batallas adecuadas y entrara a un formato de vida más pleno e interesante.

Mario Alberto Metacoach

¿Qué cosas están en mi control y qué cosas no? Aquí algunas de las más importantes, que si podemos controlar y su impacto en la neurología, y las actitudes que logran estados más armónicos de vida.

Enfoque sus pensamientos

No podemos controlar lo que piensa la gente, aun cuando parece que se contrapone a lo que creemos. Cuando una persona piensa diferente a nosotros, el cerebro capta esas diferencias y puede tratarlo hostilmente, si nuestra inteligencia emocional no es lo suficientemente evolucionada, esto es lo sucede en una discusión estéril, es decir una discusión que no lleva a ninguna parte.

Discutir es bueno, aunque la palabra “discusión” se ha satanizado se liga a agresión o combate; pero es sólo una falsa creencia, los grandes pensadores han discutido ampliamente sus ideas y logrado conclusiones importantes; la gran diferencia es que esas discusiones tienen un objetivo: descubrir algo, reflexionar o definir un concepto.

Lo mismo debe suceder en una discusión en el trabajo, donde lo que nos convoca es resolver un problema y no buscar culpables; lograr un acuerdo, en vez de negar un servicio; mejorar algún aspecto de la operación y no dar el resultado como determinante: controlar los pensamientos y enfocarlos hacia salidas creativas, permite que nuestras conversaciones y discusiones se vuelvan poderosas, creativas y productivas.

Recuerde usted es lo que piensa y sus pensamientos se asoman a través de sus palabras.

Evalúe sus emociones

Nadie tiene el control de sus emociones, ni de las buenas ni de las malas. Nos gusta sonreír y estar contentos con las personas, un bebé, por ejemplo; pero todas las emociones están en nuestro absoluto control, incluso esa sonrisa que nos arranca la pareja; uno mismo es el que decide hasta dónde permitimos la intensidad de cada emoción.

Por otro lado, están las emociones que surgen a consecuencia de lo que hacen las personas, lo que nos imprime la información que recibimos en las noticias, las redes sociales o los comentarios cotidianos; es indiscutible que nos hacen sentir algo, estaría loco si le dijera que está mal sentir, pero en lo que si debo insistir, es que la intensidad de eso que sentimos, está en nuestro control.

Las emociones como el miedo, son alertas para tomar acción, ambas conviven con el estrés en algún momento y ¡el estrés es útil!. Si una emoción como la angustia, se presenta es importante hacerse dos preguntas: ¿La causa está en mi control? Y dependiendo de la respuesta ¿Qué acciones puedo/debo tomar? Por ejemplo: Jorge, un amigo, platicaba con otra amiga en común que le decía lo mucho que habían caído las ventas y que buscaba otras opciones para obtener ingresos; Jorge entró en un estado de preocupación que rápidamente se convirtió en angustia y me dijo:

“Mario, creo que Susana tiene razón, esto está muy mal y creo que debo buscar un ingreso alternativo”, por un momento dejé que su mente siguiera presentándole el cuadro y luego los interrumpí con una pregunta:

¿Eso que me comentas es verdad, pero hasta adónde te ha afectado la disminución de ventas a ti? Guardó silencio y me respondió:

“Bueno en realidad poco, pero me angustia el tema de la falta de ingresos, tú sabes que tengo compromisos” la siguiente pregunta que le hice fue:

¿Está en tu control generar más ingresos? Y rápidamente me contestó:

“¡Si, absolutamente!” tocando su hombro le respondí:

¡Excelente! ¿Qué acciones cres que debas tomar? Paso unos momentos pensando y luego vinieron algunas ideas, nos sentamos a planear algunas de ellas, porque no todas las soluciones parecían posibles y al final, definimos tres acciones que le ayudarían en el corto plazo y volví a preguntar:

¿Sigues sintiendo angustia por el futuro inmediato? Y respondió con una sonrisa:

“No, en definitiva me siento motivado a hacer algo”

Usted es lo que piensa y lo que siente, enfoque sus emociones a soluciones y literalmente el mundo cambiará.

Ante lo irremediable, actitud.

Antes de continuar me gustaría preguntarle: ¿usted puede cambiar la lluvia o el calorón? ¿están en sus manos las decisiones del Gobierno? ¿Con cuánto coraje o gritos, puede hacer que el conductor de enfrente maneje mejor? ¿Puede cambiar su pasado? ¿Tiene el control del futuro? Me gustaría leer sus respuestas. El tema es que ¡No, no tiene control de nada esto! por lo tanto ponga su energía en lo remediable:

¿Puede controlar la hora a la que se levanta? Si; ¿Controla disfrutar su desayuno o la ducha o la música que escucha mientras se prepara para trabajar? Si; ¿Controla poder sonreír y decir “buenos días” a todo el que se cruce con usted? Si.

¿Verdad que lo irremediable nos roba energía? Usted es lo que piensa, lo que siente y lo que decide hacer, por ello decida cosas de impacto creativo ¡está en su control hacerlo!

La invitación es a probar controlar las emociones, los pensamientos y las acciones enfocándolas a resultados de bienestar, créame siempre hay opciones. Escríbame, me interesa conocer sus experiencias.

Le deseo buenos y prósperos negocios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .