Ahora estamos en medio de la tormenta, en pleno ojo del huracán. No hay visibilidad, imposible ver que hay más allá, pero creo si puedo ayudarte a pasar de modo reactivo a proactivo, de víctima a dueño de tu vida y a planear tu siguiente paso inmediato. Y quiero hacerlo con 3 tips muy concretos, para que puedas moverte en la incertidumbre en lo que este panorama amaina.